lunes, 22 de noviembre de 2010

Reporte de Carrera MiamiMan Half Iron Triathlon

El día comenzó a las 4am con 15 minutos de calentamiento trotando. Ya podía sentir mis pantorrillas cansadas por la carga de todo el año y especialmente el Miércoles anterior en una sesión de tempo. Es posible que me haya excedido en la intensidad ese día, pero realmente la velocidad salió con facilidad, sin necesidad de forzar, corrí 7km en 27 minutos. Creo que después del que 70.3 de Austin mis gemelos se mantuvieron cargados y no había podido librarlos del dolor por completo. 

Después del calentamiento, tuve el desayuno habitual. 10 rebanadas de pan con mermelada y un poco de queso, una taza grande de café y un poco de jugo  de manzana.Esta vez Isabella también competía, por lo que nos pusimos en marcha rápidamente alrededor de las 5 am, ya que nos alojamos a unos 20 minutos del lugar de la carrera.Una vez en el parque, nos llevó unos 15 minutos para parar el carro y 10 más para llegar al área de transición.  

Ya eran las 6 am. Tuve una hora para arreglar la transición, inflar cauchos, chequear la bici por última vez, ponerme el wetsuit y calentar. Todo salió bien y ya estaba en el agua a las 6:45 am, 15 minutos antes de la partida.Para la salida me coloqué en el lado derecho en la línea. El resto de los Élites estaban como inseguros de dónde colocarse, pues había que nadar unos 100m hacia una boya y luego girar más de 90 grados hacia el circuito como tal. Con el disparo entré de primero al agua y no solté la punta más. Después de girar en la primera boya, seguía de primero, por lo que aproveché mi ventaja y mantuve el ritmo durante la mitad de la primera vuelta. Sólo tenía una persona en mis pies y sabía que era Heather Golnick, porque en la partida se puso a mi lado para aprovechar el jalón. Después de la segunda boya eché un vistazo a la siguiente y fue directo hacia ella. Al llegar a la boya un kayak se me acercó y me dijo que me había perdido.  

Afortunadamente Heather no me siguió y tomó la dirección correcta. Volví a la boya correcta y llegué justo antes del grupo. En ese momento apreté de nuevo para sacar mi ventaja de nuevo. Me sentía como nunca en el agua. Creo que perdí unos 90 segundos en esa maniobra equivocada, pero lo que se pierde, se pierde y solo queda enfocarse en lo que viene. No había nadie que mostrara el camino. Todos los kayaks estaban flotando y viendo a los nadadores en vez de ayudar, por lo que perdí un poco más de tiempo tratando de averiguar cómo salir del lago.En la segunda vuelta todo salió bien. Terminé nadando como en en 28:30, pero debo haber nadado como 150 metros de más. 15 minutos en la primera vuelta  y de 13:30 para el segundo. Perdí alrededor de 2 minutos. No sé si la distancia era correcta o si el grupo se perdió peor que yo, pero salí primero del agua y con ventaja. 

En la zona de transición todo salió fluidamente, conseguí mi bici con facilidad y no hubo retrasos. En el camino de la T1 a la línea de monte habían pequeñas rocas, así que me fui por la grama para proteger a mis pies.Sobre la bici estaba primero y comencé a apretar desde el principio. Había un carro a unos 100 metros adelante, abriendo la ruta. Era perfecto. Estaba empujando 320 vatios como si nada. La temperatura era de alrededor de 16 grados, por lo que podía forzar al máximo y mantener la temperatura baja.Tras la primer vuelta ya había chequeado la ruta y el viento empezó a soplar más fuerte. Decidí a ir sobre los 320 vatios contra el viento y por debajo de 300 con el viento de cola. Fue la estrategia perfecta, porque hice la segunda parte sólo 3 minutos más lento que la primera y con mucho más viento. 

En la T2 estaba entre los participantes del triatlón olímpico y nadie se dio cuenta de que estaba primero hasta que ya estaba corriendo. Comencé a correr en llevando 2h37'50", por lo que mis posibilidades de bajar las  4 horas todavía estaban vivas. Tenía que correr la media maratón en 1h22 y lo lograba. Yo sabía que podía hacerlo, pues había entrenado para bajar de 1h20', por lo que sostener 3'50" por kilómetro durante toda la carrera no era imposible, pero no contaba con que mis pantorrillas estaban todavía un poco sentidas. Corrí los primeros 3 kilómetros en 11'  y luego bajé un poco el paso más hacia 4' por km. La ruta fue muy incómoda, parte de tierra con piedras, parte asfalto y muchas curvas. Después de 5 Kms fue cuando vi al segundo lugar 4:30 atrás. En ese momento no me sentía muy bien, pero pensé que con un poco de gel y agua podría volver al ritmo de nuevo. Empecé a sufrir de forma rápida y todo se fue en picada. Incluso llegúe a caminar a través de del punto de hidratación para recuperar un poco y volví a correr. 

Terminé la primera vuelta en 42:30. Sabía que mis posibilidades de bajar las 4 horas se habían ido hace un rato, ahora sólo estaba pensando en mantenerme sólido en la segunda vuelta y ganar la carrera. Traté de mantener un ritmo de 4:20 por km, pero subió hasta 4:30 y más allá. Estaba pasando dolor y mis piernas no funcionaban bien. En el kilómetro 15 me agarró el segundo y el dolor todavía estaba allí. Tuve que buscar en lo más profundo de mi para mantenerme cerca, pero fue inútil. Me llevó casi media hora llegar a la meta. Tal vez los 30 minutos más difíciles que he tenido en alguna carrera. 
 
Al final no bajé las 4 horas y no gané, habiendo tenido una gran ventaja. Si hubiera corrido sólo en1h27 habría ganado. Supongo que el hecho de que no había dinero en el premio significa menos presión y me permitió arriesgar una victoria de esa manera. Nunca lo volveré a hacer. A partir de ahora me voy a ritmo en los primeros kilómetros y luego acelero con lo que tenga. Después de la carrera quedé completamente vacío. No sentía hambre, sólo quería dormir y recuperarme de tan mala sensación ¿Pero sabes qué, estaba muy feliz por haber bajado de 4:10 y haber rodado en 2:06 en esa ruta, donde cinco años antes hice 2:20 y 01:39 en la carrera.  

El año que viene sé que voy a poder fusionar toda la velocidad de las 3 disciplinas y ni siquiera preocuparme por el tiempo total, sino por la posición general. Isabella terminó haciendo una gran carrera y logró bajar de 5h30 'por primera vez. Corrió sin dolor en el pie y terminó con una gran sonrisa, que realmente me hizo muy feliz.